Tapa Edición impresa Guía de productos y servicios Delivery   última edición staff contacto ediciones anteriores centros de distribuición

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

editorial deportes cultura educación comunidad salud empresas moda sabores y lugares hogar mascotas todas las notas agenda
 


sabores & lugares

HISTORIA, SOL Y PLAYAS
Cuba, Caribe de excelencia

CASA SARTOR INFORMA:
¿Dónde pescamos variada?

RECETA
Chupín de bagre (a la cacerola)

 

 

HISTORIA, SOL Y PLAYAS

Cuba, Caribe de excelencia

La belleza y tranquilidad de Cayo Guillermo

Las playas, los islotes, los cayos y la historia del archipiélago cubano emergen a la realidad, como si de un sueño se tratara. La hospitalidad de su gente y ese swing que los acompaña al caminar se conectan de forma perfecta con el viajero. En todo momento, desde que se arriba a la isla, se percibe un ambiente familiar y la impresión de ya haber estado allí se hace una constante. La belleza es indescriptible. Para todo aquél que desea tener un verdadero descanso caribeño, pocas alternativas son tan completas como la que Cuba nos ofrece.

El pasado en el presente

Para los amantes de la historia La Habana, capital de Cuba, es una especie de paraíso terrenal. Esta ciudad, fundada en 1515, ofrece un completo marco colonial. Las calles, la arquitectura de las casas, la historia misma de lo que fue la «Llave del Nuevo Mundo», por ser el puerto de tráfico de mercancías entre el Nuevo Mundo y España.

Calle en La Habana Vieja

A esta historia se suma su situación actual, de país comunista enfrentado al capitalismo desde 1959, lo que hizo que en ciertos aspectos la isla pareciera detenida en el tiempo. La sensación de estar nuevamente en los ‘60 se hace presente en diversas formas, siendo una de las más notorias los vehículos antiguos, conservados en perfecto estado y funcionando también como taxis o incluso teniendo el turista la posibilidad de alquilar uno para desplazarse libremente.

Además de La Habana existen otras ciudades como Bayamo, Trinidad, Sancti Spiritu, Camagüey o Santiago de Cuba, que están cargadas de historia y guardan grandes tesoros de la época colonial.

Las playas y los Cayos

El país les ofrece a los amantes del sol más de 300 playas naturales que se extienden a lo largo de 588 kilómetros de línea costera. Nadar y bucear en sus calmas y cristalinas aguas son actividades que se pueden disfrutar durante todo el año gracias al agradable clima subtropical. Cuba promedia 330 envidiables días soleados al año.

Varadero es la más famosa del país, con 20 kilómetros de arena blanca que se funde con las tranquilas aguas turquesas. Se puede llegar en aéreo o alquilar un auto y acceder por carretera desde la capital (son unos 130 kilómetros de recorrido). El buceo en Varadero es una de las actividades más recomendadas ya que sus fondos marinos poseen más de 40 tipos de corales, diversidad de peces, langostas, camarones, cangrejos, tortugas y más de 70 tipos de moluscos. El buceo tiene su plato fuerte en el llamado Hoyo Azul Ojo del Mégano, una enorme caverna de 70 metros de diámetro, donde prevalecen los paredones sumergidos, barreras de corales y enormes bancos de peces multicolores.

Los cayos son pequeñas islas que por lo general se hallan deshabitadas, dado su reducido tamaño y la falta de fuentes naturales de agua potable.

Cuba cuenta con decenas de cayos que poco a poco han ido ganando terreno como destinos de excelencia. Son playas casi vírgenes donde el viajero puede sentirse a gusto, en paz y armonía con la naturaleza.

Los cayos más conocidos de Cuba son: Cayo Coco, Cayo Santa María, Cayo Guillermo y Cayo Largo.

El principal de ellos, Cayo Coco, ocupa la cuarta posición en extensión en el archipiélago cubano, con un área de 370 kilómetros cuadrados y el atractivo adicional que ofrecen 22 kilómetros de excelentes playas, complementadas con una vegetación de manglares y cocoteros. En el otro extremo, Cayo Guillermo es uno de los de menor tamaño, con apenas 18 kilómetros cuadrados de extensión, que garantizan la tranquilidad.

Todas las actividades de playa que el turista desee pueden realizarse en las costas cubanas, siendo, sin dudas, el buceo la más destacada.

Cuba ofrece cultura e historia en un marco paradisíaco, dando en conjunto un destino completo, capaz de cautivar a todo tipo de viajeros. El trato cordial de los cubanos y ese amor incondicional que sienten por los argentinos y el Che, nos harán sentir en verdad como en casa.

Gabriel Keilis, guía de turismo
Servicio gratuito de consultas para lectores de La barra sobre temas de turismo a ideologiaturismo@gmail.com

arriba

CASA SARTOR INFORMA:

¿Dónde pescamos variada?

En octubre comienza el pleno auge de la pesca variada que continuará hasta fines de marzo, para deleite del pescador deportivo que gusta de esta actividad. Por este motivo les daremos en esta edición una lista de los más destacados pesqueros cercanos divididos en dos secciones: canales y ríos de Buenos Aires.

Canal 2: desagua hacia el océano los desbordes de la zona del arroyo Chelforó y las lagunas Kakel Huincul y Yamahuida. Su primer cruce importante con la ruta 2 es a la altura del kilómetro 260 aproximadamente. Aquí se pescan pejerrey, bagre, tararira, carpa, dentudo y ocasionalmente alguna lisa. Tiene a esta altura (ruta 2) terraplenes sobre sus dos márgenes hacia el Este que se encuentran cerrados debido al accionar desmedido de furtivos y pseudo pescadores y hacia el oeste un terraplén al norte que tras un corto recorrido se separa de la vía de agua.

Canal 15: este canal artificial construido por hidráulica de la provincia para aliviar las aguas del río Salado a la altura de la localidad de Guerrero sobre la autovía 2 es una opción para tener en cuenta en una salida de pesca que tenga pretensiones de conocer lugares nuevos. Las aguas son de corrientes algo moderadas (dependiendo del caudal del Salado y de la suba o baja de las mareas oceánicas que influyen sobremanera en su nivel y en el pique, llegando en ocasiones a sobrepasar el nivel del talud regulador ingresando agua del canal al Salado). En todo su recorrido se logran capturar pejerreyes, bagres, tarariras, dentudos, patíes y lisas. Sus costas son totalmente agrestes y hay una calle, sobre su margen Sur, que lo lleva hasta la ruta provincial 11 y otra en su costa Norte, pero ésta se encuentra cortada antes de llegar a la interbalnearia a la altura del puente de hierro derruido.

Canal 5: reconocido ámbito para la pesca de pejerreyes a la altura de la ruta interbalnearia 11, es un destino casi obligado para los pescadores deportivos locales de toda la zona de influencia. Volcando sus aguas en la laguna de Mar Chiquita es el paso obligado del pejerrey a la hora de desovar. En sus aguas cohabitan especies como tarariras, bagres, dentudos, carpas, pejerreyes y lisas dando posibilidades a los aficionados a conseguir alguna de estas especies dependiendo de la temporada en la que vayamos. Las tarariras son una importante especie en este curso de agua lográndose capturas tanto en la modalidad spinning como con carnada. Los bagres son grandes y las carpas están en casi todo su curso. Un ambiente ideal para capturar estas últimas con equipos livianos. Las lisas están a sus anchas y los cultores de esta pesca acceden a sus riberas para intentar con ellas.

Canal 9: este canal es un privilegiado de la zona para quienes no pretendemos capturas récord. Verdadero aliviador de la zona central de la provincia recorre cientos de kilómetros juntando aguas pluviales, de pequeños tributarios y de vertientes naturales que lo convierten en un clásico. Tanto en su curso superior como en el inferior las capturas de pejerreyes y otras especies se concretan en temporada en buena cantidad y medidas. Hay varios pesqueros reconocidos en todo su curso tanto para flechas de plata como para especies como bagres, carpas, dentudos, tarariras y lisas. Juntando agua desde las localidades de Azul y Olavarría arrastra en su curso especies aptas para nuestras cañas y nuestras pretensiones.

Río Salado: el Salado en nuestra provincia es el curso de agua más que reconocido por todos aquellos que alguna vez empuñamos una caña, vivamos o no cerca del río. No sólo es el más largo de la provincia sino también el de mayor cuenca e influencia y es el mayor «distribuidor» de peces de todo el estado. Desde los límites con la provincia de Córdoba esta vía de agua se viene abriendo paso hasta desembocar en el Océano Atlántico sobre la bahía de Samborombón. Sus acostumbrados desbordes forman a lo largo de todo su curso bañados y lagunas. Algunos de los desbordes y/o lagunas que se forman pasan desapercibidos y otros son famosos. Entre estos últimas podemos contar a la laguna de Mar Chiquita en Junín, Las Flores Grande en Roque Pérez y La Tigra en Chascomús. El Salado tiene una longitud total de 650 kilómetros, es de régimen pluvial y posee una cuenca equivalente al 13% de la superficie provincial, con el 34% de esta cuenca abarcada por los cursos que vierten sus aguas en el río.

Río Samborombón: un río clásico de llanura que recibe las aguas de toda la zona de Cnel. Brandsen, Cañuelas, Navarro y los consecuentes aportes pluviales de todo ese sector, más alguna vertiente natural que se encuentre por el camino de las que nunca faltan. La pesca en este curso la dividiremos por puentes sobre las principales rutas ya que difícilmente logren los particulares accesos a lugares pertenecientes a campos privados, aunque todo el trayecto desde la ruta 2 hasta su desembocadura en el mar es perfectamente navegable en una embarcación de calado ínfimo como puede ser una canoa. La pesca en este río se limita (en lo que a agua dulce se refiere) desde unos kilómetros arriba de la ruta provincial 11 hasta su naciente, en especies clásicas como el pejerrey, bagres, carpas, lisas, tarariras y dentudos. A la altura del puente de la ruta provincial 29 sólo es un pequeño curso de agua donde algunos aficionados se juntan para intentar tener suerte con bagres, carpas y algunas tarariras de muy poco porte. En el agua salada, cuando la marea crece, en la bahía entran especies como pejerrey hasta varios kilómetros aguas arriba donde los aficionados se apostan para esperarlos caña en mano.

Río de la Plata - Berisso: a sólo 9 kilómetros de la ciudad de La Plata y a menos de 80 de Capital Federal nos encontramos con la pesca en la zona de la localidad de Berisso. Los pesqueros reconocidos en la zona no tienen nada que ver con la ciudad pero desde ésta se derivan a las Islas Paulino y Santiago que son la vida deportiva del área de influencia de Berisso. Sólo por ser una localidad muy renombrada y conocida en el ambiente de la pesca deportiva. Lo que sí debemos hacer al llegar con nuestra embarcación es botarla en la ciudad para luego poder navegar por el amplio y enriquecido Delta local. Tiene guardería para todo tipo de embarcaciones con todas las comodidades y con apoyo radial para quien lo solicite. Es junto a la Bagliardi una zona preferencial ya que, por ejemplo, la pesca de pejerrey es hasta octubre para mezclarse con la variada.

San Pedro: esta localidad se encuentra a tan sólo 170 kilómetros de la Capital Federal por la ruta Panamericana hasta el kilómetro 153.5 donde se señaliza la entrada Tala - San Pedro y luego de tomar este desvío se circula por 15 kilómetros hasta la rotonda de entrada al pueblo. Es un destino muy agradable no sólo para el pescador sino también para la familia, ya que su miniturismo está desarrollado de manera impecable. La zona brinda un espectáculo único con sus barrancas sobre toda la anchura del río Paraná. La pesca se desarrolla tanto en verano como en invierno y se logran capturas de peces de tamaños importantes en cantidad y calidad. La Dirección de Turismo atiende al público en el teléfono (03329) 42-8483.

Las especies predominantes en este sector son las especies de verano (o por lo menos las que más pescadores atraen) como lo son principalmente la tararira o «tarucha», aunque también se pescan dorados o «doradillos», cachorros de surubí, grandes bagres blancos o moncholos, palometas, pequeños salmones de río (éstas dos últimas ideales para los mosqueros), boga, pirá pitá, bagre amarillo, armado, pejerrey, etc. Para este último el lugar ofrece pesqueros de muy buen rinde con posibilidades de lograr buenas capturas. La pesca se lleva a cabo en la modalidad de embarcado, para lo que ofrecen sus servicios varios guías, tanto fondeados en las bocas o al garete, si el viento y la correntada lo permiten. Se puede pescar sobre la costa entrerriana o la bonaerense, las posibilidades las darán los vientos, la corriente, la temperatura, la velocidad a la que se desplaza el agua, etc.

Bueno, tenemos con esto un abundante panorama de lugares de pesca en Buenos Aires durante toda esta temporada de variada como para no perdérselos.

Agradecemos al portal Sentí la Pesca en el que Casa Sartor participa (www.sentilapesca.com.ar), que nos brindó gentilmente el informe para el deleite de todo pescador.

Nos queda nada más que despedirnos con un saludo especial a un ser «Especial» al que le debemos nuestra vida  y que son todas las mamis que en este mes homenajeamos. ¡Feliz día mamás!
 

RECETA

Chupín de bagre (a la cacerola)

En la pesca variada el bagre es el que en mayor cantidad se pesca en todos los caudales acuáticos mencionados, por ello, y sin despreciarlo por su excelente sabor culinario, va esta receta de Chupín de bagre.

Ingredientes para 4 a 6 personas 

2 kilogramos de bagre (patí, pacú, etc)
2 a 3 cebollas medianas, según gusto
2 a 3 tomates grandes, según gusto
2 a 3 morrones medianos (preferentemente rojos)
6 a 8 papas medianas, según gusto
1 ó 2 limones, según gusto
Sal fina, pimienta negra molida, ajo picado, a gusto
4 ramitas de perejil y 2 de apio
1 vaso de vino blanco
Galletas «marineras» (o malteadas) para acompañar

La preparación:

limpiar el pescado: sacar la cabeza, la cola, las espinas y cortarlo en rodajas (transversalmente) de 3 a 4 centímetros aproximadamente. Pelar y cortar las papas en rodajas de 2 centímetros aproximadamente. Pelar y/o limpiar, y cortar en rodajas finas las cebollas, los tomates, los morrones y los limones. Cocinar preferentemente en olla de hierro (poca altura y amplio fondo) y siempre a fuego mínimo. Cubrir el fondo de la olla con aceite y dejar calentar bien. Dorar las rodajas de cebollas y las de morrones, retirar y dejar en espera. Cubrir el fondo de la olla con más aceite, las rodajas de papas y las de limones, y condimentar con ajo picado, sal fina y pimienta molida a gusto. Cubrir todo con rodajas de pescado, de limón y repetir: más aceite, ajo picado, sal fina y pimienta molida a gusto. Cubrir todo con rodajas de cebollas, de morrones, luego las de tomate y apio picado, y... nuevamente repetir: más aceite, ajo picado, sal fina y pimienta molida a gusto. Si se puede (si quedan ingredientes y espacio), hacer otra capa, y para terminar poner un vaso de vino blanco. Tapar y dejar cocinar aproximadamente 45 minutos. Servir caliente. Acompañar con galletas marineras.

Colaboración de Luis Sartor

arriba

 
 


en el sitio La barra
 
Tapa Todos los productos y servicios que ud. necesita Servicios de Delivery Sección de las mascotas Agenda

agenda



 


El Equipo de La barra

Equipo Periodístico

Lic. Alicia Castillo
Lic. Juana Colodro
Ing. Félix Keilis
Lic. Ana María Norbelli
Lic. Gabriela Torretta