Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XV - Nº 177
DICIEMBRE 2016
COMPARTIR EN

JARDINERÍA

Plantas de interior

Las plantas de interior suelen ser plantas tropicales a las cuales la frondosa vegetación de la selva mantiene más o menos a la sombra. Esto no quiere decir que no necesiten luz para vivir. Las especies que hoy voy a recomendarles son, de acuerdo a mi experiencia, las más fuertes y resistentes. Ideales para cultivar en el interior de la casa, siempre con una ventana cerca, pero sin corrientes de aire, o en lugares sombríos del jardín, estas plantas viven bien en un sustrato liviano que puede prepararse con tierra negra, compost y lombricompuesto.

Dieffenbachia

Spathiphyllum: Es una planta originaria de México, Brasil y las islas del Caribe que, en su ambiente natural, vive alrededor de arroyos y ríos. Pertenece al género de las Aráceas,  al igual que la cala y la oreja de elefante. Existen varios tipos de Spathiphyllum pero la más común tiene hojas color verde oscuro de, aproximadamente cuatro centímetros de ancho por diez de largo. Las flores se producen en un espádice color amarillo, rodeadas por una espata de color blanco. Las hojas, que salen directamente desde la raíz, son ovaladas y terminan en punta. La flor, en realidad es una hoja que envuelve las semillas como una manta. Esta planta prospera con temperaturas superiores a los 18 grados. Es mejor ubicar esta planta lejos de los rayos directos del sol. Puede dividirse en la primavera separando las plantas.

Warnecki: Dentro del variado mundo de las plantas de interior, las dracenas ocupan un lugar destacado debido a la facilidad de su cultivo y a la notable ornamentación de sus hojas, casi siempre matizadas. La dracaena deremensis Warnecki es una planta erguida, ramificada, con hojas lineales color verde oscuro con rayas blancas en el medio. Es originaria de África. En lugares de clima cálido, estas plantas pueden cultivarse en el exterior plantadas directamente en la tierra. Tiene varios troncos, al final de los cuales se encuentran las hojas. Es una planta muy fuerte y resistente, ideal para tener en el interior de la casa y que no requiere demasiados cuidados. Sólo hay que regarla cuando la tierra se vea seca, y, en el caso de tener cochinillas, pulverizarla con un insecticida sistémico.

Dieffembacchia: Otra planta de la familia de las Aráceas que se distingue por las manchas  que tienen sus hojas.  Proviene de las selvas vírgenes de América central y América del Sur. Puede alcanzar tres metros de altura. Tiene tallo erguido y hojas ovaladas, grandes,  de 15 centímetros de ancho por 25 de largo, color verde oscuro, con manchas claras. Necesita lugares bien iluminados pero no sol directo. Hay que ubicarla lejos de las corrientes de aire y de la calefacción o aire acondicionado. Las células de esta planta contienen unos cristales que hacen que, si se mastica una hoja se produzca ardor e irritación temporal por lo que se aconseja vigilar a los niños pequeños cuando estén cerca de las mismas.  Hasta la próxima entrega.

Selva G. Fariseo
«Jardín encantado»
Tel: 3966-1649 / 15-5961-7456
Facebook: Selva Fariseo
Sitio: www.mijardinencantado.com.ar







La barra ®
Teléfonos (54 11) 4654-5803 / 4654-3476
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto