Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XV - Nº 179
FEBRERO
2017
COMPARTIR EN

LOS ESPECIALISTAS ACONSEJAN CAMINAR UNA UNA HORA POR DÍA

Para mejorar el cuerpo, la mente y ser más felices

Neurólogos, cardiólogos, traumatólogos, especialistas en nutrición, todos coinciden. Caminar una hora diaria hace a la felicidad.

Es fácil, seguro y barato. También es relajante y al mismo tiempo, tonificante. Caminar requiere pocas habilidades atléticas y no exige ser miembro de un club ni ningún equipamiento especial, aparte de unos zapatos cómodos y resistentes. Además es natural y divertido – bueno para su autoestima y para su mente.

Caminar requiere pocas habilidades atléticas y no exige ser miembro de un club ni ningún equipamiento especial, sólo zapatos cómodos y resistentes

Los resultados de caminar son gratificantes físicamente: un cuerpo en forma, más capaz de mejorar la salud general y sumar años a su vida.

Esta actividad beneficia a casi todo el mundo, independientemente de su edad. Millones de hombres y mujeres caminan regularmente para perder peso y mantenerse en forma. Convencidos de que es un buen ejercicio, lo hacen parte de su rutina diaria.

Para aquellos con una larga historia de inactividad, problemas de obesidad, o que simplemente no gustan de la actividad fuerte, caminar es una forma excelente de empezar un programa de ejercicio.

Sólo es proponérselo y cuando esté listo para empezar, la mejor manera es caminar 20 minutos sin interrupción al menos tres veces a la semana. Camine a un paso cómodo, yendo más despacio si se nota respirando fuerte. No se canse. Si 20 minutos es demasiado, redúzcalo a 10 ó 20 minutos. Puede aumentar el tiempo y el paso poco a poco según su cuerpo se vaya adaptando al ejercicio.

Algunos consejos para caminar:

Muévase a un ritmo constante, lo bastante enérgico para hacer que su corazón lata más aprisa. Respire más hondo. Camine con la cabeza erguida, la espada recta, el vientre plano. Mantenga las piernas hacia adelante y las rodillas ligeramente dobladas. Balancee los brazos libremente.

Al caminar, apoye primero el talón y ruede el pie para impulsarse con la puntera.
Por lo menos al principio, limite sus paseos a superficies planas, evitando terraplenes y colinas excesivamente empinadas.

Si camina por la tarde, asegúrese de llevar ropas con material reflectante cosido o sujeto de otra manera.

Refrésquese tras una caminata larga o enérgica para ayudar a llevar la sangre de vuelta de sus piernas a donde se necesita. Aquí pueden ser útiles unos ejercicios de estiramiento. Uno bueno es ponerse de pie a un metro de una pared, con las manos apoyadas en ella. Entonces dé cinco o seis pasos atrás pequeños, manteniendo las manos en la pared. Repita el ejercicio de cinco a diez veces.

Elija calzado de buena calidad y ligero con empeine de un material que transpire, como el cuero o la malla de nylon. La parte del zapato que le sujeta el talón debe ser muy firme. La parte anterior del zapato debe proveer soporte y flexibilidad.

Caminar nos aportará una mejora en el humor y además permitirá:

Fortalecer su corazón y sus pulmones, y mejorar la circulación.
Prevenir ataques al corazón y derrames cerebrales.
Reducir la obesidad y la presión sanguínea.
Elevar su tasa metabólica.
Alterar favorablemente su colesterol.
Mejorar el tono muscular de sus piernas y abdomen.
Reducir el estrés y la tensión.
Reducir el dolor artrítico; detener el deterioro del tejido de los huesos.




La barra ®
Teléfonos (54 11) 4654-5803 / 4654-3476
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto