Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XV - Nº 180
MARZO
2017
COMPARTIR EN

PROVINCIA DE CHUBUT

Trevelin, ante todo el té

A 22 Km al sur de Esquel, en uno de esos maravillosos paisajes que la provincia de Chubut regala al visitante, se encuentra el “Pueblo del Molino”, Trevelin, en el idioma de la población galesa que pobló el lugar que se arraigó junto con sus tradiciones y con su rica historia.

Plantación de tulipanes

Sus paisajes, sus museos y su gente son siempre un atractivo para el visitante. Y por supuesto, el Té Galés, con su ceremonia, sus tortas y especialidades, las que se saborean disfrutando de buena música étnica y secretos ancestrales.

Desde la pequeña villa se puede visitar el río Futaleufú y el Complejo Hidroeléctrico del mismo nombre, un gigante que se vale del inmenso caudal del río para generar enormes cantidades de energía; Nant Fach, un molino harinero artesanal que reproduce, en un marco histórico único, la aventura de los molinos de principios del siglo XX que hicieron brillar la economía regional de la época; las cascadas Nant y Fall, sobre el río del mismo nombre, inmersas en un impresionante bosque de cipreses autóctonos envueltos en el sonido de las caídas de agua y la Escuela 18, un museo que reúne elementos de incalculable valor sobre la historia de los galeses en este valle y su protagonismo en las determinaciones tomadas en los conflictos de límites con Chile a principios del siglo pasado. 

Y a pocos kilómetros, la provincia de Chubut alberga uno de los escenarios más maravillosos de la geografía argentina, el Parque Nacional Los Alerces. La naturaleza despliega allí todos sus recursos: montañas, bosques, lagos, ríos, arroyos, cascadas, una vegetación exuberante producto de un régimen pluvial de casi 4.000 mm al año, árboles milenarios como casi no se encuentran en ningún otro rincón del planeta y todos los matices de una policromía imposible de describir.

La pequeña Villa Futalaufquen es el único centro urbano en esta inmensa superficie de 263.000 ha. Es una de las áreas mejor preservadas del país. Fuera de ella solo unas pocas construcciones se van descubriendo a lo largo del extenso camino que permite recorrer el Parque y que son las que brindan las posibilidades de alojamiento ya sea en cabañas, en hosterías o en campings.

El imponente lago Futalufquen es el corazón del Parque. El increíble azul de sus aguas se corta abruptamente contra las laderas verdes de las montañas que lo rodean. El lago Rivadavia, el lago Menéndez, el lago Cisne y el lago Verde complementan el espectáculo y las aguas turquesas del río Arrayanes le ponen el moño.

Uno de los puntos de mayor interés es sin duda la excursión al bosque de los alerces milenarios, un paseo en el que se combinan los recorridos en lancha con las caminatas por los senderos casi selváticos. Los enormes alerces que reciben al turista llevan allí más de 2.000 años. A la imaginación le cuesta hacerse una idea del enorme tiempo transcurrido desde que estos inmensos árboles de más de 75 metros de altura y 3,5 metros de diámetro comenzaron como una frágil plantita a surgir de la tierra.

Otra excursión muy hermosa, pero que requiere cierto entrenamiento físico ya que implica una caminata de unas doce horas con sectores de dificultad alta es el sendero que lleva a las palanganas del Kruger.

Fuera de esto, hay infinidad de senderos, cada uno con su encanto por descubrir. El sendero a la cascada de Los Cinco Saltos, al cerro Alto El Dedal, al arroyo Cascada, a la laguna Escondida, al cerro Alto Petiso, al puerto Limonao son algunas de las posibilidades, pero hay muchas más.

Por supuesto que la pesca es una de las actividades destacadas de la zona, principalmente de trucha y salmón.

Complementando las alternativas turísticas de la zona, en la ciudad de Esquel está la famosa “trochita”, uno de los trenes más angostos del mundo que realiza un hermoso recorrido.

Gabriel Keilis - guía de turismo
Servicio gratuito de consultas para lectores de La barra sobre temas de turismo a ideologiaturismo@gmail.com



La barra ®
Teléfonos (54 11) 4654-5803 / 4654-3476
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto