Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XVI - Nº 184
JULIO
2017
COMPARTIR EN

EDITORIAL

Los chicos perdieron

Finalmente se resolvió el conflicto docente en la provincia de Buenos Aires y los gremios llegaron a un acuerdo con el estado provincial en cuanto a la nueva escala salarial que en definitiva, por lo que trascendió, es lo único que estuvo en juego más allá de que mucho se habló en cuanto a que se iba a discutir el tema de la educación en forma integral incluido el sensible tema del presentismo.
Los dos principales exponentes de los intereses en pugna se jactan de haber logrado sus objetivos. Roberto Baradel, cara visible y mediática del gremialismo docente está feliz de haber logrado un incremento de salarios bastante superior a la oferta inicial y de que de alguna manera se demostró que la plata estaba. María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, considera un triunfo que se haya llegado a un acuerdo con los chicos en las aulas y no en medio de un paro, uno de los puntos en que más hizo hincapié.
Lo cierto es que en medio de esta euforia de ambos bandos los alumnos perdieron 17 días de clases que son IRRECUPERABLES, por más que se asegure con gran hipocresía, como siempre lo han hecho los gremialistas y las autoridades de turno, que “se están estudiando los mecanismos para compensar los días sin clases adecuando los contenidos”, una falacia que no resiste el menor análisis, una por que lo muestra la larga historia de paros docentes en los que siempre se dijo lo mismo y nunca se recuperó nada y segundo porque si esto fuera posible ya de entrada habría menos días de clase porque sería evidente que son innecesarios dado que se puede encontrar la manera de dar los contenidos en menos tiempo. Muy por el contrario la tendencia, aquí y en todo el mundo, es garantizar más días de clase y si es posible de jornada completa, porque es la única forma de preparar a los chicos para los desafíos crecientes que enfrentarán en el futuro.
Lo cierto es que hubo un tiempo cercano a las elecciones gremiales y suficientemente lejano a las elecciones para renovar legisladores en que a los dirigentes sindicales les convenía mostrarse combativos y la gobernación se sentía cómoda mostrándose firme. Pasadas las primeras y ya cerca de las segundas, el conflicto ya no le sirve a nadie y se llegó a un arreglo y lo único que seguirán discutiendo es otra cuestión de pesos, si se pagan o no los días de paro.
Por supuesto ni pensar en que las vacaciones de invierno se reduzcan a una semana, eso para todos sería una herejía.
Así que chicos y padres disfruten de las vacaciones y por la educación no se preocupen, ya lloverá del cielo.
Nos reencontramos en agosto.

El equipo de La barra




La barra ®
Teléfonos (54 11) 3971-4170 /4658-4356
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto