Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XVI - Nº 186
SEPTIEMBRE
2017
COMPARTIR EN

EDITORIAL

Hay cosas que no deberían pasar

Ante todo, la total convicción de que es necesario de que se haga lo posible y lo imposible para que se esclarezca qué es lo que sucedió con Santiago Maldonado del mismo modo que con cualquier otra persona que atraviese una situación similar sobre todo cuando de alguna manera estén involucradas las fuerzas de seguridad del Estado.

Pero hechos como este no deberían dar lugar a ciertos aprovechamientos políticos inadmisibles que suceden al cumplirse un mes de que se desconozca el paradero de Maldonado. Hebe de Bonafini podrá decir que a su criterio el presidente mandó a matar a Maldonado para tener al pueblo asustado y dócil ante los intereses que a su criterio pretenden sojuzgarlo.

Entre los ciudadanos algunos adherirán fervorosamente a su postura, otros lo considerarán un disparate y en el medio todo un abanico de interpretaciones. Lo mismo con el resto de suposiciones que se hacen. Cada uno es libre de pensar o expresar lo que crea o manifestarse en cuanta marcha se haga en uno u otro sentido.

Pero lo que es por completo inadmisible es que algunos gremios docentes hayan impulsado en escuelas primarias que se les presente a los alumnos, sin capacidad para evaluar lo que se les muestra, una versión de los hechos que, al menos al momento de escribirse estas líneas, está lejos de poderse demostrarse que hayan sucedido como han pretendido mostrarlos.

Se ha llegado al increíble extremo, en una escuela de la provincia de Chubut, de mostrar en una teatralización a un grupo de gendarmes fusilando a un detenido. Una locura. De paso vale la pena recordar, sin que esto justifique ningún accionar que estuviese fuera de la ley por parte de las fuerzas de seguridad, que el reclamo de los grupos radicalizados mapuches viene acompañado de hechos de violencia desde hace muchos años a ambos lados de la cordillera porque desconocen tanto al estado argentino como al chileno.

Basta citar como ejemplo, entre otros muchos ataques, la completa destrucción del refugio de montaña Neumeyer en el valle del Challuaco que fuera incendiado en octubre de 2014 por la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche, hecho que ellos mismos se adjudicaron.

En el ataque fue agredido violentamente el matrimonio a cargo del refugio que residía allí desde hace muchos años y que había incorporado un sinnúmero de mejoras. Desde entonces, ningún argentino que no sea de origen mapuche puede visitar esa región de nuestro país sin correr el riesgo de ser atacados.

También vale la pena recordar que el actual recrudecimiento de las hostilidades se origina a partir de la detención del líder del RAM Jones Huala reclamado por la justicia chilena por hechos de violencia cometidos en el país trasandino, un país democrático con un gobierno progresista.

Todo esto amerita reflexionar sin apasionamientos ni prejuicios y de nuevo, se piense lo que se piense, no se lo puede exponer de una manera sesgada a los alumnos de una escuela primaria.

Que tengan todos una hermosa primavera.

Nos reencontramos en octubre, un mes en el que hablando de reflexionar hay que volver a votar, esta vez más en serio.

 

El equipo de La barra




La barra ®
Teléfonos (54 11) 3971-4170 /4658-4356
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto