Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XVI - Nº 186
SEPTIEMBRE
2017
COMPARTIR EN

TURISMO

Todo para disfrutar en Puerto Montt

Ubicada en el sur de Chile, se puede acceder a Puerto Montt por avión desde la capital del país trasandino, por carretera atravesando el paso Cardenal Samoré en las cercanías de Bariloche o en la excursión que incluye la navegación por los lagos de la región.

Puerto Montt es una ciudad que invita a caminar por su extensa Costanera, con una espectacular vista hacia el mar y la cordillera. Desde la Plaza de Armas, en ambos sentidos, la rambla conecta con la mayoría de los lugares imperdibles de la ciudad y todo está cerca, en auto o por mar. Caminando por la costanera uno se encuentra con distintos muelles: el Club de Yates, el puerto local, las estatuas tamaño real de los colonos alemanes del siglo 19, o los gigantes enamorados “sentados frente al mar”.

También se puede ingresar el Museo Juan Pablo II, que exhibe una muestra de cultura chilota. Angelmó es un capítulo especial. Nadie puede decir que ha estado en Puerto Montt si no ha visitado la caleta de Angelmó y probado sus exquisiteces culinarias. Se puede optar por comprar los productos del mar frescos en los múltiples puestos, o comer en alguna de las cocinerías que funcionan en el interior del recinto. Se destaca su arquitectura de “Palafitos”, construcciones sobre pilotes, que acoge a los diversos locales que ofrecen los más exquisitos curantos, cancatos, sabrosos erizos, pailas marinas o locos con mayonesa.

La pintoresca vida de la caleta se hizo famosa a través de los lienzos de Arturo Pacheco Altamirano y la “Escuela de Angelmó”, quienes plasmaron la idiosincrasia de su gente y de su entorno, cautivando a cientos de turistas que llegan a conocer este mágico lugar, que cuenta también con una feria de artesanías. También es interesante conocer la catedral del cobre, frente a la plaza, una de las más grandes del país con una cúpula de cobre chileno que la corona. Y para los que quieren seguir disfrutando después de la caída del sol, no se pueden dejar de acercar a Pelluco, el centro de la bohemia puertomontina, un balneario popular y muy concurrido, pero sobre todo es de interés lo que allí ocurre por la noche.

En este sector se encuentran todas las discotecas, pubs con música en vivo y karaoke, y salsotecas de la ciudad. Dejando el casco urbano, a solo 20 kilómetros, se encuentra Puerto Varas una de las localidades emblemáticas del sur de Chile y una de las más bellas del lago Llanquihue. Reúne la poesía de sus rosales y de la flora típica de la región, con sus calles que desembocan en una mágica costanera, que puede disfrutarse tanto de día como de noche.

La colonización alemana dejó huellas en la arquitectura y en los jardines. Desde ellos, se pueden apreciar la silueta de los volcanes Osorno y Calbuco, cuyas cumbres siempre se encuentran nevadas. Además de sus playas y balnearios, a escasos kilómetros se encuentra el parque nacional Vicente Pérez Rosales, con atractivos como el río y los saltos del Petrohué, y el Lago de Todos los Santos, donde se practican rafting, canopy, la pesca de salmones y el trekking. Otra hermosísima localidad, también en las cercanías, es el Frutillar.

El Parque Alerce Andino es otro atractivo imperdible. Allí descansan las últimas veinte mil hectáreas de un bosque milenario. Patrimonio natural de la humanidad, el parque nacional Alerce Andino ocupa 40 hectáreas, y el 50 por ciento de su superficie está habitado por esta especie longeva. Al caminar por sus senderos, se siente un perfume inconfundible y el bienestar de su silencio y a partir de su antigüedad se ha entendido la historia ambiental del planeta: los anillos de su tronco son un verdadero libro abierto.

Otra alternativa muy interesante es subirse al transbordador que cruza el canal Chacao para visitar y disfrutar de la isla de Chiloé. Y si se está con tiempo y ganas de aventurarse en el mar, se puede embarcar en algunos de los cruceros que se dirigen hacia el extremo sur recorriendo los fiordos con todos sus encantos, llegando hasta Puerto Natale y Punta Arenas para visitar las inmensas pingüineras y los encantos de las Torres del Paine.

Puerto Montt

Las coloridas casas de la isla de Chiloé.

Gabriel Keilis - guía de turismo
Servicio gratuito de consultas para lectores de La barra sobre temas de turismo a ideologiaturismo@gmail.com





La barra ®
Teléfonos (5411) 4654-5803 / 4658-4356
periodicolabarra@gmail.com
tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto