Periódico mensual de distribución gratuita Zona Oeste, Gran Buenos Aires, Argentina
Año XVI - Nº 189
DICIEMBRE
2017
COMPARTIR EN

CASA HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS

Cuidar la Salud en las fiestas de fin de año

Los festejos de fin de año son un momento importante de encuentro y reunión, sin embargo no debemos descuidar algunas cuestiones importantes en relación a la salud.

 



Con la llegada de las fiestas, las familias se reúnen, hay muchas emociones encontradas, alegrías, tristezas, duelos, festejos, y en general todos nos encontramos para comer. Si nos proponemos contabilizar las calorías que comemos en esos días, estaríamos en 5000.

 

Cuidar nuestro corazón

Por el Servicio de Cardiología de Casa Hospital San Juan de Dios

Muchos de los alimentos que habitualmente se ingieren en Navidad y Año Nuevo son altamente calóricos ya que son propios de países donde para estas fechas el clima es frio.

Los desbordes en la dieta suelen producir problemas en la salud, en especial en quienes padecen enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes o insuficiencia cardiaca.

Para estos pacientes las fiestas son un riesgo de descompensación por las transgresiones alimentarias que se observan frecuentemente. Los alimentos ingeridos habitualmente en las fiestas llevan una carga importante de sodio, hidratos de carbono, grasas, sumado al hábito de comer grandes cantidades.

Durante las fiestas no discontinúe su dieta y no suspenda la medicación que recibe


Cuidar nuestra alimentación

Por el Servicio de Alimentación de Casa Hospital San Juan de Dios

Con la llegada de las fiestas, las familias se reúnen, hay muchas emociones encontradas, alegrías, tristezas, duelos, festejos, y en general todos nos encontramos para comer. Si nos proponemos contabilizar las calorías que comemos en esos días, estaríamos en 5000.

Entradas

Dado que en la mesa se ofrece mucha cantidad de entradas y casi todas, en sus ingredientes tienen algún tipo de carne, pollo, o atún, todos con abundantes aderezos. Las entradas van sumando ya que probamos un poco de cada cosa

Como sugerencia, deberían elegir antes de comer, poner la porción en el plato antes de sentarse a la mesa, ya que cuando nos sentamos a comer el solo ver la comida, anula la razón y los pensamientos, y acompañar las comidas de fin de año con abundante cantidad de ensaladas de colores, utilizando repollo colorado, pepino, tomate, rúcula, lechugas de todo tipo, etc.

Los alimentos que dan color a la mesa, aportan pocas calorías, y en un primer momento calman la necesidad de comer.

Plato principal

Con el plato principal, otra vez ingerimos alguna carne. Para ese momento también se debería elegir una porción chica y acompañarla con guarniciones de vegetales de diferentes colores.

El postre y brindis

A la hora de los postres, podría ser una opción la ensalada de frutas con helado, e inclusive frutillas con crema que es mucho mejor que helados solos, que tendrían muchas más calorías.

Para el brindis se aconseja ser moderado en el consumo de alcohol y alejarse del pan dulce, para poder degustarlo pero no comerlo sin límite, lo mismo sucede con las frutas secas.

Que las fiestas sean un disfrute, disfrutar también significa no comer en exceso para luego no sentirse mal.


Evitar accidentes

Por el Servicio de Atención Médica de Urgencias de Casa Hospital San Juan de Dios

Gran parte de los accidentes durante las fiestas están relacionados al abuso de alcohol y al uso de pirotecnia.

El consumo excesivo de alcohol puede motivar, por sí mismo, descompensaciones, y por otro lado, altera los reflejos, el juicio y la coordinación motora, favoreciendo la producción de accidentes.

Si va a consumir alcohol, recomendamos que lo haga de forma responsable y que no conduzca vehículos. Los accidentes más comunes provocados por el uso de pirotecnia incluyen quemaduras y lesiones por explosión.

Es importante, si va a usar pirotecnia, que ésta sea manipulada por un adulto responsable, que sea de origen legal con los correspondientes controles, mantenerla alejada de los niños, solo encenderla en lugares abiertos y alejada de elementos que puedan incendiarse.


Diciembre, un mes de vida familiar y espiritualidad

Por el Servicio de Pastoral de Casa Hospital San Juan de Dios

El mes donde celebramos el Nacimiento de Jesús debería ser un mes de calma y amor, no un mes donde estemos estresados y a las corridas.

Es un momento propicio para la reflexión, y para eso podemos inspirarnos con alguna lectura y compartir tiempo con quienes amamos.

Antes de que acabe el año tenemos la oportunidad de cerrar ciclos, sanar heridas del alma y perdonar.

La Navidad nos invita a renacer encontrando en Dios una fuente de luz y paz.

¡¡Les deseamos muchas felicidades junto a sus familias!!

 

Más información en www.sanjuandedios.org.ar

Facebook: Casa Hospital San Juan de Dios.






La barra ®
Teléfonos (54 11) 3971-4170/ 4658-4356
periodicolabarra@gmail.com

tapa
última edición
editorial
guía de productos y servicios
ediciones anteriores
centros de distribución
quiénes somos
contacto